2 minutes reading time (407 words)

Fibrosis quística en bebés: síntomas y causas

Fibrosis quística en bebés: síntomas y causas

Un niño con Fibrosis Quística tiene un gen defectuoso que afecta al transporte de cloruro de sodio (sal) en ciertas células. El resultado es el espesamiento de todas las secreciones producidas por el organismo: secreciones respiratorias, moco, sudor, jugos digestivos… La fibrosis quística en bebés es una enfermedad genética potencialmente mortal.

Causas de la fibrosis quística en bebés

La fibrosis quística se hereda. Alguien que tenga fibrosis quística, tienen que heredar el gen defectuoso de ambos padres. Las personas con sólo una copia del gen defectuoso se llaman portadores, pero no sufren la condición ni sus síntomas. Para que una persona tenga la enfermedad, ambos padres deben ser portadores.

El gen defectuoso codifica para producción de una proteína que controla el flujo de sal y agua fuera de los órganos, incluyendo los pulmones y el páncreas.

Fibrosis quística: síntomas en bebes

Las secreciones de moco espeso pueden obstruir sus pulmones. Eso hace que el niño con FQ sea muy propenso a problemas respiratorios e infecciones pulmonares (el moco acumulado es un gran caldo de cultivo para todo tipo de bacterias).

Aquí está una lista de los síntomas más comunes de la Fibrosis quística:

  • Piel salada
  • Tos persistente
  • Dificultad para respirar
  • Sibilancias
  • Poco aumento de peso a pesar del exceso de apetito
  • Heces voluminosas y grasientas
  • Pólipos nasales: pequeños bultos carnosos que se encuentran en la nariz

Diagnóstico de la fibrosis quística en bebés

La FQ generalmente se diagnostica mediante la realización de una prueba de sudor. El sudor se recoge y se mide la cantidad de cloruro. Si existe un alto nivel de cloruro, entonces el paciente tiene fibrosis quística.

También pueden llevarse a cabo pruebas genéticas mediante el análisis de las células del interior de la mejilla o una muestra de sangre. Estas pruebas se utilizan principalmente para averiguar si una persona lleva el gen de FQ, pero también se pueden usar para confirmar un diagnóstico de FQ si el resultado de la prueba de sudor no está claro.

Actualmente no existe cura para la FQ. Sin embargo, hay, formas de tratamiento que se pueden utilizar con el fin de hacer frente a los síntomas de la enfermedad y mejorar la calidad de vida.

Las personas con FQ se someten a técnicas de limpieza de las vías respiratorias (ACT) para aflojar y deshacerse de la mucosidad de sus pulmones. La medicación inhalada es de uso común, ya que es eficaz en llegar a las vías respiratorias.

Tipos y causas de aborto espontaneo o natural
Las enfermedades hereditarias ligadas al cromosoma...
Haga su Consulta Online
1000 caracteres restantes
Agregar archivos

 

Política de Cookies

Este sitio usa cookies y tecnologías similares para proporcionar una mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando, se considera que usted acepta su uso.