2 minutes reading time (485 words)

¿Las enfermedades mentales son genéticas?

enfermedad-mental-genetica

Durante siglos ha habido evidencias de que algunos trastornos mentales tienen fuertes raíces familiares. Por ejemplo, se estima que el riesgo de suicidio en una persona es de 4 a 6 veces mayor si un familiar de primer grado se hubiera suicidado. Del mismo modo, la esquizofrenia es más habitual en familiares de esquizofrénicos. ¿Es algo circunstancial o son las enfermedades mentales genéticas?

La respuesta es: depende.

Tener solo un familiar de sangre con un problema de salud mental aumenta el riesgo de tener uno también. Pero los factores hereditarios son solo una parte del rompecabezas. Cuando heredas ciertos genes de tus padres, estás predispuesto a ciertas condiciones, pero otros factores como la exposición a virus, alcohol, drogas y otras toxinas mientras estuviste en el útero materno, así como tu biología personal y química cerebral tienen un rol en su salud mental. Experimentar traumas o vivir en un entorno de alto riesgo también son desencadenantes potenciales de una enfermedad psiquiátrica.

Lo que sabemos actualmente es que a veces uno, algunos o todos esos factores pueden catalizar una enfermedad, pero no siempre: a veces aumentan el riesgo pero nunca se manifiestan. Aunque la creciente evidencia sugiere que, de hecho, un puñado de enfermedades psiquiátricas parecen ser hereditarias.

Genética en la enfermedad mental

A finales de los 80 los científicos encontraron por primera vez las raíces genéticas de una enfermedad mental: el trastorno bipolar. Los pacientes compartían una mutación genética en el cromosoma 11. Eso abrió las puertas al uso del screening genético para el diagnóstico de enfermedades mentales.

En 2013, los resultados del mayor estudio genético de la enfermedad mental hasta la fecha descubrieron que cinco afecciones mentales comunes pueden compartir entre ellas más que solo síntomas pueden compartir una variación en su ADN. Se trata del trastorno bipolar, la esquizofrenia, el autismo, el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y la depresión mayor.

Dichas variaciones aparecen en cuatro regiones del ADN humano. Dos de esas regiones, dos canales de calcio conocidos como CACNA1C y CACNB2, están involucradas en la entrada y salida de calcio en las células cerebrales, y ayuda a esas células cerebrales a comunicarse. CACNA1C, por ejemplo, se sabe que está asociado con las emociones, la memoria, la atención y el pensamiento. (Y en estudios previos, CACNA1C se relacionó con el trastorno bipolar, el trastorno depresivo mayor y la esquizofrenia). Las variantes genéticas relacionadas con estas cinco enfermedades mentales también se encontraron en los cromosomas 3 y 10.

También sabemos que la misma variante genética puede no expresarse de igual forma en todos los miembros de la familia. Eso explica que tres hermanos puedan compartir mutación pero tener distinto diagnóstico. Uno podría estar sano, otro sufrir TDAH y el tercero una depresión mayor.

Sucede porque los organismos individuales leen el código genético de diferentes maneras. Tu conjunto de genes es único y también lo es la forma en que se expresa.

Descubrimientos genéticos recientes: Últimos avanc...
Síndrome del X frágil: síntomas y diagnóstico
Haga su Consulta Online
1000 caracteres restantes
Agregar archivos

 

Política de Cookies

Este sitio usa cookies y tecnologías similares para proporcionar una mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando, se considera que usted acepta su uso.