2 minutes reading time (402 words)

Genética y alcoholismo: ¿Cómo incluyen los genes en el consumo de alcohol?

genetica-y-alcoholismo

Sobre la influencia de la genética en nuestra vida hay todo tipo de estudios, algunos de los más variopintos. En esta ocasión queremos centrarnos en aquellos que muestran la relación entre genética y consumo de alcohol. ¿Crees que la afición al vino o la cerveza pueden estar en los genes? Esto es lo que la ciencia dice al respecto:

Genética y consumo de alcohol

¿El alcoholismo es heredado? Múltiples investigadores han estudiado esta cuestión en detalle a lo largo de los años, y los resultados apuntan a una fuerte predisposición familiar al abuso de alcohol.

Por otro lado, también se han encontrado vínculos genéticos con la cirrosis. Como sabrás, esta enfermedad se produce después de años de abuso de alcohol. Sin embargo, no todos los alcohólicos evolucionan a cirrosis. La revista médica Seminars in Liver Disease revisó la evidencia que sugiere un posible vínculo genético responsable de predecir qué alcohólicos progresan a cirrosis. En resumen: si tienes un pariente con cirrosis alcohólica, puede estar en mayor riesgo.

El inicio temprano del consumo de alcohol se asocia con el llamado consumo desordenado de alcohol. En otras palabras, una persona que comienza a beber alcohol a una edad temprana tiene un mayor riesgo de sufrir alcoholismo y otras dependencias a lo largo de su vida. El Journal of Abnormal Psychology reportó un estudio sobre consumo de alcohol, marihuana y tabaco realizado con más de 7.200 gemelos. Los hallazgos sugieren una fuerte tendencia genética para el abuso de sustancias en las personas que empiezan a beber muy jóvenes.  

Quien más quien menos ha experimentado la resaca a lo largo de su vida, una de las caras menos amable del consumo de alcohol. Pues bien, nuevos datos sugieren un fuerte vínculo genético con la frecuencia de la resaca. Según un estudio publicado en Psychopharmacology, parientes de personas alcohólicas tendrían resacas más duras y duraderas.

El alcohol tiene importantes repercusiones también sobre nuestra salud reproductiva. Numerosos estudios han encontrado que la cantidad y calidad de esperma se debilita con el aumento del consumo de alcohol. El material genético dentro de los espermatozoides se daña con grandes cantidades de alcohol, al tiempo que se reduce la motilidad de los espermatozoides. Las buenas noticias: al dejar de beber, la investigación muestra una mejora rápida y dramática en la calidad del semen.

¿Ta he gustado el artículo? Si te ha parecido curioso, compártelo a través de las redes sociales.

Tipos de mutaciones genéticas en humanos
Teoría endosimbiótica: Resumen y Explicación
Haga su Consulta Online
1000 caracteres restantes
Agregar archivos

 

Política de Cookies

Este sitio usa cookies y tecnologías similares para proporcionar una mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando, se considera que usted acepta su uso.