2 minutes reading time (406 words)

Discriminación genética: Qué es y cómo evitarla

discriminacion-genetica

Los avances en genética permiten conocer la predisposición de una persona a sufrir ciertas enfermedades, una información muy interesante para la prevención pero que usada de forma indebida podría acarrear problemas. Por ejemplo, ¿imaginas que no te contraten en ningún sitio porque un análisis genético determina que tienes altas probabilidades de desarrollar una enfermedad crónica? Sería un claro caso de discriminación genética.

¿Qué es la discriminación genética?

La discriminación genética o genoismo es la discriminación basada en la información genética del individuo. Este tipo de discriminación afecta principalmente a las personas en las que se detectan mutaciones que podrían causar o incrementar el riesgo de padecer un trastorno hereditario. Una información que puede comprometer su futuro laboral o personal.

La clave en quien pueda tener acceso a la información genética de un individuo. ¿Podrían las aseguradoras pedir un análisis genético para decidir si hacen una póliza a un cliente? ¿Acceder las empresas a los análisis de sus trabajadores? Son cuestiones que inquietan a los expertos en bioética y que tendrán que abordarse antes o después.

La Ley GINA

En mayo de 2008, el presidente George W. Bush firmó una nueva ley: la Ley de no discriminación de información genética (GINA, por sus siglas en inglés). GINA fue diseñada para evitar que las aseguradoras de salud y los empleadores discriminen a los ciudadanos estadounidenses en función de su información genética.

Conocida como la primera gran ley de derechos civiles del siglo XXI, la ley GINA:

  • Prohíbe a los grupos de planes de salud y aseguradoras denegar la cobertura individual basándose únicamente en la predisposición genética a desarrollar una enfermedad en el futuro.
  • Prohíbe a los empleadores usar la información genética individual para contratar, despedir, asignar trabajos, o tomar decisiones de ascenso.

En uno de los primeros casos en los que se citó a GINA fue el de Pamela Fink, una mujer que afirmó ser despedida por dar positivo en la  prueba de la mutación del gen BRCA 2 que indica un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. Al final el caso se resolvió mediante un acuerdo con ambas partes.

Es importante formular leyes como GINA que protejan contra este tipo de discriminación. Un efecto secundario del miedo a la discriminación genética podría ser que la gente deje de querer participar en estudios genéticos, tan importantes para el avance de la ciencia.

¿Crees que la discriminación genética es una amenaza real? Comparte tu opinión en los comentarios.

Qué es la teoría de la evolución de las especies d...
Qué es un mapa genético, para qué sirve y cómo se ...
Haga su Consulta Online
1000 caracteres restantes
Agregar archivos

 

Política de Cookies

Este sitio usa cookies y tecnologías similares para proporcionar una mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando, se considera que usted acepta su uso.