4 minutes reading time (712 words)

¿En qué consiste la diabetes tipo 1 y cuál es su tratamiento?

Todos hemos oído hablar alguna vez de las personas que tienen diabetes o, mejor dicho, uno de sus tipos. Se caracteriza porque el paciente experimenta una importante subida del nivel de glucosa como consecuencia de la incapacidad del organismo para producir insulina.

Es una enfermedad que exige la adaptación del individuo a cierto tipo de rutinas en cuanto a alimentación, ejercicio, medicación, etc. Por eso es siempre importante que una persona diagnosticada con esta enfermedad reciba el mayor apoyo por parte de sus familiares y personas cercanas.

Existen tres tipos de diabetes, similares en cuanto a síntomas, pero con diferencias en la gravedad del diagnóstico. La forma más agresiva, aunque también menos común, de diabetes, es la tipo 1. Entonces, ¿en qué consiste la diabetes tipo 1 y cuál es su tratamiento?

En qué consiste la diabetes tipo 1

Este tipo de diabetes aparece en una de cada veinte personas que tienen dicha enfermedad. Afecta a niños y a jóvenes principalmente, que sufren la incapacidad de crear insulina, de modo que los niveles de glucosa se elevan en el organismo peligrosamente. Afecta a ambos sexos por igual, y se conoce que los casos se incrementan un 3% de manera anual.

Causas

Genética. Existe un factor genético que resulta determinante a la hora de desarrollar la enfermedad, pero que requiere de otros factores ambientales para desencadenar el problema.

Factores desencadenantes. Aunque debe existir una predisposición genética a contraer la enfermedad, son otros factores los que desencadenan su desarrollo. El estrés, las infecciones, una mala dieta, la exposición a productos químicos… son los causantes del efecto inmunológico que destruye las células.

Síntomas y diagnóstico

Los síntomas de la diabetes tipo 1 pueden aparecer de forma súbita o paulatinamente. Hay algunos síntomas típicos de esta enfermedad, a los que se debe prestar atención. Son:

  • Aumento en la frecuencia con la que se orina. Esta mayor frecuencia en la necesidad de orinar se origina por la reacción de los riñones a los altos niveles de glucosa en sangre.
  • Aumento de la sed. Aparece como consecuencia de orinar más. El paciente necesitará mucha agua para mantener una hidratación normal en su organismo.
  • Aumento del apetito. Los trastornos hormonales hacen que el paciente sienta una necesidad anormal de ingerir alimentos.
  • Pérdida de peso. A pesar del aumento de apetito, el organismo agota las grasas acumuladas en busca de energía, por lo que la tendencia será a adelgazar.
  • Sentir fatiga a menudo. La disminución de la obtención de energía mediante la glucosa, hará que el paciente esté cansado con mayor frecuencia.
  • Cambios de humor. Provocados igualmente por los trastornos hormonales derivados de la enfermedad.
  • Visión borrosa. La diabetes puede derivar en problemas oculares serios, por lo que se debe vigilar que la visión borrosa aparezca de forma puntual, o consultar al médico si es frecuente.

El diagnóstico suele realizarse antes de los 30 años del paciente. Para realizar un diagnóstico adecuado se realiza un análisis de muestras de orina y un examen de sangre en el que se valora el nivel de glucosa en sangre, la glucosa aleatoria, la insulina y los niveles de hemoglobina glicosilada.

Cuál es su tratamiento

La diabetes es, en la actualidad, una enfermedad incurable. Sin embargo, es posible controlarla y asegurar una buena calidad de vida en los pacientes, siguiendo algunas pautas que tendrán que incorporar a su vida diaria.

El nivel de azúcar en sangre se controla mediante medicación. Las inyecciones de insulina deben administrarse a diario, de modo que el nivel de glucosa baja y está controlado. Esta medicación se ajusta dependiendo de cada paciente y de sus características personales, hasta que finalmente es el propio usuario quien puede controlar la situación.

El control de la diabetes pasa por incorporar a la actividad cotidiana otras pautas necesarias. El paciente tendrá que realizar ejercicio de forma habitual, controlar su peso, llevar una dieta específica en la que se elimine el azúcar, etc.

La prevención es la mejor herramienta para luchar contra las enfermedades. Manteniendo una dieta sana, realizando ejercicio y llevando un estilo de vida saludable, podrás evitar que la enfermedad se desencadene en tu organismo. Ahora que ya saber en qué consiste la diabetes tipo 1 y cuál es su tratamiento, acude al médico ante cualquier síntoma para evitar una mayor complicación.

Nutrigenómica y nutrigenética: definición y difere...
¿Qué es el daltonismo y por qué se produce?
Haga su Consulta Online
1000 caracteres restantes
Agregar archivos

 

Política de Cookies

Este sitio usa cookies y tecnologías similares para proporcionar una mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando, se considera que usted acepta su uso.