2 minutos tiempo de lectura (414 palabras)

La influencia de la genética en el peso de una persona

slimming-2728331_640

Para llevar una vida sana es necesario hacer deporte, seguir una dieta equilibrada y abandonar hábitos nocivos, sin embargo, hay personas que a pesar de seguir estos consejos, no pueden evitar engordar, especialmente durante épocas determinadas, mientras que otras personas, a pesar de no seguir rutinas saludables, son capaces de mantenerse en pesos adecuados en relación a sus características morfológicas.

¿Tiene algo que ver la genética con el peso?, en muchas ocasiones así es, la genética influye de manera decisiva en el peso de una persona y en el desarrollo de su cuerpo. 

¿Es la genética importante para el peso de una persona?

La influencia de factores genéticos en nuestro peso ha ido variando en función de diferentes estudios, sin embargo, las últimas investigaciones sí que apuntan a que el código genético, y sobre todo, la herencia que hayamos recibido, es crucial para determinar nuestro peso. 

Es importante partir de la idea de que varias decenas de posiciones en el genoma las que influyen de alguna manera en nuestro peso, por lo tanto, sí tenemos evidencias de que parte de nuestra herencia genética es importante a la hora de determinar nuestro peso. 

Es posible que los genes determinen las zonas corporales en las que se deposita la grasa, y por tanto, tengan una influencia crucial en la percepción del peso de una persona.

¿Qué podemos saber mediante el estudio genético? 

Profundizando en los estudios científicos que estudian la influencia de la genética en el peso, podemos conocer qué factores van a provocar que una persona siga padeciendo sobrepeso, a pesar de llevar una vida sana que incluya la práctica deportiva habitual y una dieta saludable. Una de las aplicaciones podría ser el desarrollo de medicamentos capaces de atacar con eficacia las acumulaciones de grasa localizada, teniendo en cuenta el mapa genético de cada persona. 

¿Depende nuestro peso de la herencia genética? 

Los recientes estudios realizados sí que señalan una influencia genética en el peso de cada individuo, y por tanto, no todos tenemos las mismas probabilidades de engordar en función de nuestra genética, en el caso contrario, también habría personas predispuestas genéticamente a no engordar, a pesar de no seguir rutinas saludables. Sin embargo, la herencia genética no nos determina de forma absoluta, aunque haya un cierto porcentaje de herencia en el peso, los hábitos de vida saludable nos pueden ayudar a conseguir el peso perfecto, por eso, aunque nuestros genes nos determinen en cierto modo, de nosotros depende el control de nuestro peso. 

Qué es la enfermedad de menkes y cómo se diagnosti...
La identificación mediante huella genética en caso...

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://cefegen.es/