2 minutes reading time (416 words)

Genes supresores de tumores, qué son y cómo actúan

bacteria-163711_640

Los genes supresores de tumores evitan, en un porcentaje muy alto, que una célula se transforme en una célula cancerígena. Las personas que disponen de este tipo de genes están menos predispuestas a sufrir tumores cancerígenos, en la actualidad se está investigando el comportamiento de este tipo de genes y su aplicación práctica en oncología.

Qué son los genes supresores de tumores

Los genes supresores de tumores son aquello que reducen las posibilidades de que una célula presente en un organismo pluricelular se transforme en una célula cancerígena. 

Este tipo de gen está presente en las células normales, la clave está en que son capaces de inhibir la proliferación excesiva de células.  

Cuando los dos alelos de un gen supresor de tumores son inactivos y la célula sigue dividiéndose, estas células sí pueden convertirse en tumorigénicas, en muchos tumores este tipo de gen no está presente, o sus alelos están desactivados, lo cual provoca que la proliferación de las células cancerígenas se descontrole. 

Cómo se identifican los genes supresores de tumores 

El origen de la investigación de este tipo de gens tuvo lugar en experimentos de hibridación de células somáticas. En los años 70 se propuso un modelo de funcionamiento de los genes supresores, explicando su mecanismo.

El descubrimiento se centró en la investigación de las proteínas codificadas en la mayoría de estos genes, capaces de inhibir la proliferación de tumores. Se comprobó que la supresión de las proteínas de regulación presentes en el gen, conducía a una proliferación inmediata del tumor.  

Tipos de genes supresores

  • Genes supresores de tumores guardianes: Su función es regular directamente el crecimiento celular, bloqueando el desarrollo de tumores.
  • Genes cuidadores: Son capaces de reparar las alteraciones del ADN y mantener la integridad del genoma. Evitan la acumulación de mutaciones en los oncogenes.
  • Genes cuidadores en síndromes de inestabilidad cromosómica: Se trata de trastornos autosómicos recesivos debido a la pérdida de función de proteínas necesarias para la reparación o replicación del ADN. 
  • Genes supresores de tumores para la regulación de cromatina: Estos genes actúan directamente en el proceso de regulación de la cromatina, si estos genes están mutados son capaces de reprimir otros que contribuyen al desarrollo del cáncer.

Por tanto, este tipo de gen es capaz, de diferentes maneras, de ralentizar el desarrollo de las células cancerosas, evitando que se reproduzcan y generen tumores. La investigación sobre estas células nos permite entender completamente su funcionamiento y aplicar sus funciones, con el fin de obtener células más resistentes al cáncer.  

 

Genética Cuantitativa: qué es y qué papel juega en...
Cómo son ahora las prestaciones de Maternidad y Pa...