2 minutes reading time (415 words)

El ciclo del embarazo: 9 meses de intensos cambios

pregnant-3060601_640

El ciclo de un embarazo se suele dividir en tres trimestres, en los que el feto evoluciona a lo largo del período de gestación.

Es imprescindible que el proceso sea supervisado por profesionales médicos, capaces de evaluar el estado del nonato.

Esta semana vamos a analizar el ciclo del embarazo.

El ciclo del embarazo, el primer trimestre

Durante los tres primeros meses el cuerpo sufre todo tipo de cambios. Durante las primeras semanas comienzan a notarse las primeras molestias, provocadas sobre todo por los cambios hormonales que se producen. Entre las molestias habituales están el insomnio, náuseas, cambios de humor, etc.  

En cuanto a los cambios físicos, los pechos comienzan a agrandarse y al final del trimestre, el vientre se habrá abultado lo suficiente como para que el embarazo sea evidente.

Lo que sucede durante las doce primeras semanas de embarazo es que el embrión se implanta en el útero y comienza a desarrollarse. Al final del tercer mes ya será un feto y habrá comenzado a desarrollar algunos órganos, aunque todavía están lejos de funcionar con normalidad.

Segundo trimestre de embarazo

El segundo mes suele ser más llevadero para la futura mamá. Algunas de las molestias que percibíamos en las primeras semanas remiten, o al menos se atenúan. Es común sentir un ligero estreñimiento a partir de la semana 19, debido a la presión que ejerce el bebé sobre el útero. La retención de líquidos puede generar varices y cloasmas.

El feto sigue creciendo en este segundo trimestre. En esta etapa acaban de formarse los órganos, que ya empiezan a funcionar con normalidad, además, el sexo se define y tanto brazos como piernas crecen. El cerebro comienza a desarrollar las áreas de los sentidos.

Tercer trimestre de embarazo

La última fase se basa en una preparación general para el momento del parto, por lo tanto, la madre vuelve a sentir algunas molestias. Son comunes los dolores en la parte baja de la espalda, debido al peso del bebé, además, las ganas de orinar son frecuentes y pueden aparecer calambres en las piernas.

Las contracciones se empiezan a notar a partir de la semana 31. En este tiempo el corazón ya bombea sangre y los pulmones desarrollan vasos sanguíneos capaces de nutrir el cuerpo. Los sentidos están completamente desarrollados y de hecho, a partir de la semana 36 el embarazo puede producirse en cualquier momento.

Si estás buscando un centro de fertilidad especializado en pruebas de este tipo contacta con Cefegen, podemos ayudarte.  

Nueva legislación para la paternidad en España
El avance tecnológico de la huella genética y sus ...